Analizando las posibilidades de inversión

Utilidades: cómo sacar provecho a este beneficio

Nos encontramos en un escenario de plena recuperación económica. Tras el primer año de convivir con una pandemia mundial ya hemos asumido una normalidad que es distinta y que ha generado nuevos hábitos y ha reordenado nuestras prioridades.

Los beneficios económicos de los trabajadores también han tenido un direccionamiento distinto y ahora, que llegan las utilidades, vamos a darles algunos consejos de como utilizarlas para que sean aprovechadas en su máxima expresión.

  • Ahorro: Trazando un paralelismo con el año anterior, la llegada de las utilidades en una época de incertidumbre absoluta, y eso dejó huella en la memoria de todos. Tomando en cuenta que aún no salimos de una emergencia sanitaria mundial, y según las proyecciones del desarrollo de una solución absoluta, el tener un capital para cualquier emergencia no es descabellado.
    Existen varias opciones para poder iniciar un ahorro, cómo ya sabemos las cuentas tradicionales; las llamadas de cuentas de ahorro programado y muchas otras opciones.
    Lo importante en este punto es saber administrar el dinero y marcar los objetivos p ara los que se está ahorrando y segundo el porcentaje que se destina.
  • Pago de deudas: Hay que sanear los daños que nos dejó el primer impacto de la pandemia. Muchas personas y familias tuvieron que adquirir una deuda por emergencia o refinanciar una que ya tenían. El ingreso extra de las utilidades puede dar un respiro a las economías y también limpiar la historia crediticia que, en un futuro, servirá para seguir alcanzando los objetivos de vida propuestos.
  • Inversiones: Siempre considerando el monto de las utilidades, no es mala idea el ponerlo a ganar intereses mientras está en el banco. Las inversiones a plazo fijo generan una ganancia que, obviamente, no caería mal.
    Este tipo de medida puede resultar beneficiosa si es que aún no se ha definido en que se utilizará este ingreso, y, a pesar de las dificultades de esta época, la salud de la banca ecuatoriana puede garantizar seguridad y rentabilidad para las inversiones.
  • Negocios – emprendimientos: La adversidad es buena aliada de la imaginación y el espíritu emprendedor. El dinero de las utilidades puede funcionar como la base para poner un negocio que complementen los ingresos familiares y si es necesario luego se puede solicitar un préstamo para solidificar el proyecto.
  • Salud: Los seguros médicos han evolucionado a la par de esta nueva normalidad, existen nuevos productos en el mercado para que las familias se sientan protegida, incluso dentro de bancos y cooperativas hay alternativas que son ofrecidas a sus clientes.
  • Economía colaborativa: En este punto se debe sumar otro fenómeno, el de las aplicaciones que sirven para utilizar bienes de otras personas para un beneficio propio.

Desde esta perspectiva las utilidades podrían usarse para adquirir un vehículo y luego este, a parte de servir para el uso de la familia se puede alquilar en algunas plataformas. Bajo ese mismo concepto se puede utilizar para construir o reparar un bien inmueble que sirva de alojamiento, una moto que sirva para entregas, etc.

Todos estos ejemplos sirven para encontrar el mejor beneficio para el ingreso extra que representa las utilidades, pero hay que tener cuidado que ese extra no signifique gastos que no estaban planeados, tenemos que ser precavidos y pensar en que el futuro nos depara muchas sorpresas que, son más fáciles de afrontar si estamos preparados.

Comparte esta noticia

Whatsapp
Facebook Messenger