Recortar gastos y ahorrar es posible

Es tiempo de ahorrar: 5 formas de reducir gastos sin dolor

Estamos ubicados en la mejor época para comenzar cambios pequeños que nos servirán en el futuro. Nos dimos cuenta que en la vida cualquier cosa puede pasar y debemos estar preparados, psicológica, social y financieramente.

Es claro también que el confinamiento nos ha agotado y necesitamos espacios y tiempo para pensar de manera más relajada.

Esta dicotomía (estar atentos y a la vez relajarnos) puede superarse siendo creativos a la hora de recortar gastos y así ahorrar algo más de dinero que nos pueda servir en emergencias.

Te dejamos cinco categorías en las que puedes recortar gastos sin que sea un sacrificio diario.

1. Electricidad:

El uso de energía de tu hogar puede reducirse con algunos detalles.

Revisa la iluminación en general de tus espacios, en algunos puedes adoptar una iluminación menos intensa, en la sala donde lees, por ejemplo, y en general deberías cambiar las bombillas a focos led de bajo consumo.

Otra medida es revisar las conexiones de los aparatos eléctricos, desconectar el microondas, la televisión, el computador, etc., cuando no se los esté utilizando te ahorrará algunos centavos que, sumados mes a mes, pueden ser muy valiosos.

2. Alimentación:

El comer es, aparte de una necesidad vital, uno de los momentos en donde se comparte mucho socialmente, es por eso por lo que se puede sentir como un peso el dejar de lado ciertas costumbres como las de salir a disfrutar de una cena fuera de casa.

Lo que puedes hacer es revisar la frecuencia de esas salidas y hacer un poco de investigación, puedes conseguir lugares donde la atención y el producto que sirven sean bastante buenos sin gastar mucho.

También es necesario revisar los ingredientes que usas para cocinar en casa, con un poco de conocimiento puedes encontrar los mismos que usas con regularidad a menor costo e incluso, en casos como las verduras y frutas, de mejor calidad.

3 Transporte:

En este punto se puede pensar incluso en mejorar la calidad de vida al hacer ejercicio, caminar y/o usar bicicleta en tramos cortos, evitando sacar el vehículo o pagar pasaje o taxi es una excelente forma de ahorrar y tener mayor actividad.

Otra posibilidad de ahorro es, incluso teniendo vehículo, usar transporte público, que para la movilización dentro de las ciudades es ideal por lo económico que es.

Si tienes que realizar recorridos largos, el planear el día y planear rutas es esencial para evitar el uso excesivo del auto.

Y el último punto, que además es de seguridad, es el hacer revisiones constantes de las llantas; frenos, motor, etc., que previenen un daño mayor del auto evitando que se genere un gasto excesivo al repararlo.

4. Vivienda:

Si pagas una renta mensual o tienes una vivienda, siempre hay gastos derivados de una vivienda que tiene que ver con su mantenimiento.

Si ya tienes tu casa, observar bien tus espacios y mirar como se pueden optimizar es una opción, por ejemplo, el comprar muebles de medio uso pero que estén muy bien conservados, o el construir espacios para los niños con material reciclado es una gran opción.

Si estás por comprar o buscas rentar, la ubicación es clave, hay diferentes lugares estratégicos en los que la calidad de vida es buena y los precios son menores y están cerca de servicios importantes que necesitas.

5. Entretenimiento y diversión:

La diversión siempre va a estar ligada a la creatividad, y es un ítem donde se puede ahorrar mucho, siempre y cuando se planifique bien.

Se pueden realizar reuniones en casa con juegos de mesa, o cenas hechas por los participantes.

Para los niños, se pueden pensar en juegos de jardín, y en los que colaboren toda la familia, con libros, marionetas hechas artesanalmente etc.

Una recomendación general, todo lo que acumules guárdalo en una cuenta de ahorros que mantendrá tu dinero seguro y además generará un interés.

En BGR te recomendamos que el ahorro forme parte de tus nuevos hábitos que te servirán para cumplir tus sueños.

Comparte esta noticia

Whatsapp
Facebook Messenger