Tus depósitos están protegidos

Solvencia: El por qué los clientes deben confiar que su banco no quebrará

Los bancos privados, en una crisis económica, pueden ser garantes de que la economía de un país se mantenga firme o pueden ser los causantes de una debacle del sistema financiero.

Como sociedad tenemos una memoria histórica y el 8 de marzo de 1999 todavía late en los recuerdos de los ecuatorianos como uno de los días mas negros al declararse un feriado bancario que tuvo consecuencias incalculables. Así mismo, y como contrapunto, en el desarrollo de la pandemia y la emergencia sanitaria, las entidades financieras han sido un soporte fundamental demostrando solidez en sus números, lo que generó tranquilidad en sus usuarios.

Estos dos casos históricos muestran lo importante que es el accionar de la banca, accionar que, más allá de las cifras, se sostiene en la confianza que los clientes mantienen en sus bancos, cooperativas y mutualistas.

Es importante que los ciudadanos tengan acceso a la información, de manera transparente, de cada institución, tal es así que es una obligación mostrarla en sus portales web, pero, además debe tener información general de la realidad financiera nacional, que la puede encontrar en instituciones como la Asociación de Bancos Privados del Ecuador (ASOBANCA); el Banco Central del Ecuador y las Superintendencias de Bancos y la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria.

Ahora, para mantener la confianza de cualquier usuario, ¿cuáles son las estadísticas para analizar y qué significan cada una?, a continuación, les dejamos una pequeña guía.

Estadísticas de cada institución financiera:

Cómo se había mencionado, todas las instituciones privadas deben mostrar sus números obligatoriamente en una apartado denominado Transparencia de la Información, en la que se puede revisar las tasas y tarifas de los servicios financieros; disposiciones legales y lo que nos ataña en este artículo, reportes de la actualidad financiera, en las que tenemos:

Balance General: Se actualiza en períodos trimestrales, es el pilar de la situación financiera de una institución y tiene como objeto mostrar y analizar la actualidad patrimonial de la institución. Tiene tres elementos principales:

  • Activos: En donde se ubican la cartera de créditos; cuentas por cobrar; bienes y propiedades.
  • Pasivos: Representa los depósitos, y obligaciones que mantiene la institución, entre otros factores.
  • Patrimonio: Está conformado por el capital social y las reservas.
  • Para que un banco se considere con una salud financiera y no tenga peligro de quebrar debe arrojar estadísticas que indiquen que tanto su principal activo (préstamos), así como su principal pasivo (depósitos) representen entre el 60 % y el 70 % del total de cada rubro. A mayor porcentaje del total en dicho activo y pasivo, mayores serán el margen financiero y la rentabilidad del banco, generando rentabilidad, solvencia y liquidez.

    Estado de resultados: Es un reporte en el que, básicamente, se muestran las pérdidas y ganancias que se han producido en el último período de tiempo. Consta de:

    • Ingresos: En donde se ubican intereses ganados; comisiones ganadas; utilidades; así como ingresos por servicios y operacionales.
    • Egresos: En los que constan intereses; comisiones causadas; pérdidas Financieras; provisiones; gastos de operación; impuestos y participación empleados.

    En este punto es más sencillo, para saber si el banco está en buena situación los ingresos deben superar a los egresos, dejando una utilidad positiva.

    Estos datos deben estar sujetos a la revisión de las entidades de control que garantizan su veracidad.

    Además de estos reportes internos un cliente puede asegurarse de que, si su entidad financiera quiebra, su dinero esté seguro, a través de la Corporación del Seguro de Depósitos, Fondo de Liquidez y Fondo de Seguros Privados (COSEDE) entidad creada, justamente, para proteger los depósitos de los cuentahabientes.

    Comparte esta noticia

    Whatsapp
    Facebook Messenger