Pareja mirando una casa nueva

Mamá y Papá quieren una casa: Ahorro programado y crédito hipotecario, una combinación para tener vivienda propia

Una unión de pareja busca siempre mejorar, eso puede significar el establecer un proyecto comercial en conjunto, adquirir cosas que hagan la vida cotidiana más fácil y generalmente, cuando ya se tienen hijos y la pareja se convierte en familia, una casa propia.

En una economía que está en crisis el conseguir vivienda propia puede parecer una quimera, pero, con colaboración conjunta y organización no es imposible.

En primero lugar vamos a nombrar algunas situaciones que deben cumplirse antes de iniciar el Proyecto Casa Propia.

  • Sanear las finanzas: El adquirir una casa no es un proyecto menor, ni a corto plazo, así que es necesario que la pareja disminuya al mínimo los egresos que se relaciones a otras deudas.
  • Analizar: Se debe realizar un estudio meticuloso de ingresos y gastos reales, saber exactamente cuanto queda después de cumplir con las obligaciones mensuales.
  • Revisar el mercado: Es aconsejable el investigar acerca de las posibilidades que hay en oferta, precios, términos legales de cada oportunidad para evitar fraudes, y posibilidades de financiamiento.

Una vez observados los consejos anteriores vamos a proponer un sistema mixto en el que se debe contar con el compromiso y disciplina de la pareja y con el cual estamos seguros de que alcanzarán el sueño de dormir bajo un techo de su propiedad.

Paso 1 – Ahorro programado

La adquisición de un bien inmueble no es una inversión cualquiera, requiere de un capital importante que casi nadie posee de contado, por lo que es necesario buscar financiamientos. Para esto existen varias alternativas. Una de ellas es entregar un porcentaje de dinero en efectivo y el resto con un plan de pagos mensuales.

Para lograr esta primera meta, que debe estar en un mínimo del 20% de la inversión total de la vivienda, proponemos la utilización de una cuenta de ahorro programado.

Funcionamiento de una cuenta de ahorro programado:
  • Se fija un monto mensual de ahorro fijo y un determinado tiempo para alcanzarlo.
  • No se puede retirar el dinero antes del tiempo. Si se lo hace se perderá un porcentaje como motivo de indemnización.
  • Las instituciones financieras pagan un interés mensual por sobre el dinero que se mantiene en la cuenta.
  • Cumplido el plazo se puede reprogramar por más tiempo y se puede modificar la cantidad de dinero que ingrese a la cuenta.
Beneficios del ahorro programado
  • Se ha fijado un objetivo, ahora ya se tiene claro un número y es más fácil llegar a él.
  • También se ha determinado un tiempo para alcanzarlo.
  • Como estrategia se puede programar el ahorro por año, así cada 12 meses, depende del crecimiento de las finanzas familiares, se puede aumentar el monto. Lo ideal sería no disminuir el ahorro por año.
  • A pesar de que debe mantenerse el compromiso de que este dinero sea utilizado para vivienda, aún no existe un nexo crediticio con una institución financiera, por lo que, si hay una emergencia no hay la presión de los pagos mensuales y lo que implica no cumplirlos.

Paso 2 – Crédito hipotecario.

El ahorro programado ayudará a llegar a una primera meta, pero para la materialización del sueño es necesario un préstamo con una institución financiera.

Características del crédito hipotecario
  • Es un producto diseñado para la adquisición de vivienda, por lo que el monto del préstamo abarca los precios de inmuebles de acuerdo con el mercado.
  • Así mismo los plazos para su cumplimiento no están en menos de 20 años.
  • Las tasas de interés son considerablemente bajas.
Beneficios del crédito hipotecario después del ahorro programado.
  • Se recomienda obtener los dos productos financieros en la misma institución, así ya existirá una historia de comportamiento financiero.
  • Al tener ya una cantidad considerable que servirá como cuota inicial de la casa, esto puede variar en dos vías los compromisos de pagos, puede ser en tiempo, es decir que el plazo del crédito sea menor o en la cantidad de la cuota mensual que puede reducirse.
  • Los créditos hipotecarios incluyen un seguro de desgravamen para la pareja, además, depende de la institución, pueden incluir seguros adicionales como de incendio o siniestros.

Este método combinado que sugerimos es solo una de las formas en que se puede lograr una vivienda propia y cumplir con el sueño familiar que dará seguridad a la familia para el futuro.

Comparte esta noticia

Whatsapp
Facebook Messenger