fb-pixel
Está claro que ahorrar es una práctica que ayuda a alcanzar sueños personales o familiares, pero no es tan sencillo como parece, requiere de mucho compromiso

Las tarjetas de crédito NO son tus enemigas

Muchas personas tienen un miedo injustificado al uso de la tarjeta de crédito, es casi patológico. La verdad es que se han construido mitos alrededor de su utilización, pero hay que ser realistas, el “perjuicio” que pueden constituir es equivalente a la forma en la que se usa, mucho depende de la educación financiera y la responsabilidad de los tarjetahabientes.

Hoy te traemos unos consejos que evitarán que este producto financiero se vuelva un problema y más bien sea la solución para el que fue creado.

Presta atención:

  • Identifica correctamente la fecha de corte, así te evitarás sorpresas de gastos que pensaste se visualizarían luego de un mes.
  • No hagas del pago mínimo mensual un hábito, trata de pagar los totales de cada tarjeta, así evitarás que se generen intereses innecesarios.
  • No tener más de dos tarjetas, con la suma de los cupos que te asignan puede crear la ilusión que ese es tu límite de gasto, la realidad es que tu límite de gasto lo determinan tus ingresos.
  • Trata de utilizar tarjetas distintas para tipos de gasto, por ejemplo, una utilizarla para los cotidianos como comida, combustible, compras, etc. y este monto pagarlo en su totalidad al final del mes, sin excepciones ni excusas. Y para gastos mayores utilizar otra tarjeta que tenga beneficios como períodos de pagos sin intereses.
  • Evita realizar avances en efectivo de una tarjeta para saldar una deuda de otra, esta acción te puede ocasionar un mal registro en tu historial crediticio.

Si sigues estos consejos y te darás cuenta de que no existe riesgo alguno al utilizar tu tarjeta de crédito, solamente debes recordar que no puedes gastar más de lo que ganas.

Comparte esta noticia

Whatsapp
Facebook Messenger