fb-pixel
Ahorrar en familia es mejor

El escuadrón familiar del ahorro

¿Cómo lograr que tu familia se una en una misión de ahorro que no solo cuide tu bolsillo, sino también el planeta?

Todos los miembros de la familia pueden ser partícipes de acciones que tengan resultados positivos para la economía familiar y el medio ambiente. Ahorrar agua o luz, son solo dos de las más obvias posibilidades que tenemos para salvar el presupuesto mes a mes.

¡Aquí te proponemos algunas acciones! Involucra a tus hijos y a tu pareja a realizar las siguientes actividades, que se ven pequeñas pero generan un gran cambio para su futuro.

1. Ahorra de electricidad

Puedes generar dinámicas semanales con tus hijos, para que ellos sean los “vigilantes” del cuidado de la energía eléctrica en el hogar. Puedes poner en la refrigeradora todos los nombres de los miembros de la familia e ir colocando cuántas veces han apagado las luces y al final de la semana puedes motivarlos con algún incentivo.

Adicionalmente, puedes cambiar tus focos tradicionales por focos ahorradores. Existen muchas marcas en el mercado y puedes ver cuál es la que más te conviene. Toma en cuenta que solo cambiando los focos, se ahorra al menos un 40% del gasto en iluminación.

2. Ahorro de gas de uso doméstico

Por temas de seguridad te pedimos que solo involucres a tus hijos cuando estos tengan la edad suficiente para manipular artefactos inflamables. Aquí te damos unas recomendaciones para que utilices el gas de forma más eficiente.

Puedes forrar de papel aluminio la estufa, esto hará que la flama se concentre más, cocine más rápido y eficientemente. Además que tu estufa estará siempre limpia.

También te recomendamos que cuando estés cocinando líquidos, bajes la llama, pues el calor se concentra más y evitas los molestos desperdicios que se dan cuando se riegan los líquidos que están hirviendo.

Además, debes hacer mantenimiento a tu cocina al menos una vez al año para evitar fugas de gas que reducen su duración y harán que tengas que comprar más cilindros en poco tiempo, gastando más dinero.

3. Ahorro de Agua

Eso que la gente dice “cada gotita es un centavito” no está alejado de la realidad, revisar que tus instalaciones sanitarias funcionen adecuadamente, evita que existan fugas de agua y por lo tanto de dinero. También puedes reducir el tiempo que utilizas para bañarte y bañar a tus hijos.

Al respecto, el baño debe convertirse en una actividad lúdica que guste a tus hijos y te permita tener un uso eficiente del agua. Te recomendamos utilizar una piscina inflable o la tina del baño para bañar a tus hijos, jugar con ellos y no desperdiciar agua, pues la ducha la deja correr, convirtiéndola en un desperdicio.

La economía familiar está en tus manos y en las de tu familia, con estos sencillos consejos ahorrarás más de lo que piensas. Ahorra con nosotros, con tu Banco General Rumiñahui.

Comparte esta noticia

Whatsapp
Facebook Messenger