fb-pixel
En el hogar de las parejas recién consolidadas reina un ambiente de amor e ilusión

Banca y Fintechs, aliados en el 2020

Desde hace años ya, las Fintech se han consolidado en el sector de servicios financieros y consigo han traído, sin lugar a duda, mejoras en la experiencia del usuario.

Por su lado, los bancos han entendido que la “competencia” con las startups es innecesaria y cada vez se ha sentido un ánimo más colaborativo en beneficio de las personas que utilizan cualquiera de las dos opciones.

Esta tendencia seguramente irá en aumento en el año 2020 y en este artículo observaremos cuáles son las apuestas para que convivan la Banca y las Fintech en un entorno digital.

En el mercado internacional, los principales bancos buscan disminuir sus activos fijos y sus costos de operación dan cada vez más cabida a los servicios online, y un marco de acción para las empresas nativas digitales y sus productos ganando así soluciones ágiles.

Los escenarios principales en donde se irán ampliando este tipo de colaboraciones serán los siguientes:

  • La distribución de productos Fintech a los usuarios de las entidades bancarias, novedosos y en un canal directo con mínimo esfuerzo en la integración con el ahorro en presupuesto para la entidad financiera.
  • La relación entre la Fintech y el banco puede ser tipo proveedor – cliente integrando los productos desarrollados por el primero aprovechando las capacidades de las dos partes para ofrecer un servicio específico. Debido a este tipo de relación, la institución financiera solicita funcionalidades precisas de acuerdo con sus necesidades. La ventaja para la Finctech: el desarrollo queda para una posible reutilización en otro proyecto.
  • Pueden existir casos en que la institución bancaria adquiere a la Fintech dejándola operar con cierta independencia. La ventaja para los startups: inyección de capital; la ventaja para el banco: acercamiento al conocimiento del mercado.
  • Se puede realizar también la característica fusión, que es una adquisición en la que la Fintech pasa a tener una imagen corporativa del banco, con su reconocimiento, a cambio de posibilidad de ofrecer innovación bajo su tutela y marca.

Sin duda alguna, el próximo año será de mayor trabajo en conjunto entre instituciones financieras y startups que se traduce en mejores servicios para el usuario.

Comparte esta noticia

Whatsapp
Facebook Messenger