fb-pixel
Sobrelleva los tiempos difíciles con un colchón financiero.

El Colchón Financiero, una forma ideal para empezar a ahorrar.

El planificar una hipoteca, el cambiar de rumbos laborales o prepararse para tiempos de crisis son razones de peso como para pensar en ir construyendo un Colchón Financiero.

El Colchón Financiero no es más que un fondo de ahorros de emergencia que ayuda a sobrellevar tiempos en los que los egresos serán mayores a los ingresos (en casos extremos ningún ingreso).

Este tipo de fondos se deben utilizar únicamente cuando sea necesario.

Para conocer cuánto se debe guardar para que sea efectivo se debe calcular la suma de los gastos totales del mes y esa suma multiplicarla por 3 meses o por 6 meses.

¿Calcular el fondo para tres o seis meses?

El tiempo recomendado para construir este fondo de seguridad depende de cuántas personas aportan económicamente al hogar, si es que es solamente una persona lo ideal sería considerar un ahorro de por lo menos seis meses, si hay otra persona que también aporte se puede considerar un ahorro de tres meses.

¿Cómo calcular el colchón financiero?

Para realizar el cálculo de gastos se deben considerar dos tipos, gastos regulares e irregulares.

  • Gastos regulares: Se incluyen gastos de vivienda, servicios básicos, salud, alimentación, deudas anteriormente adquiridas, etc. Se calculan sumando todos estos rubros al mes.
  • Gastos irregulares: Ropa nueva, vacaciones, seguros, etc.
    Se calculan sumando todos los rubros del año y dividiendo para 12.

Para facilitar estos cálculos ayuda mucho el tener un presupuesto familiar mensual.

Pasos para construir el colchón financiero:

  • Fijarse una meta inicial de ahorro de $500, conseguirla te servirá de motivación y además de medida de tiempo para saber cuánto te tomará lograr tu colchón financiero.
  • Trata de reducir al mínimo las deudas a corto plazo, las deudas que puedan existir como hipoteca, que son a largo plazo, se pueden incluir en los gastos regulares.
  • El paso final es acumular el monto equivalente a tus gastos mensuales de tres o seis meses según el caso.

El tener un fondo de seguridad o un colchón financiero, aparte de darte la seguridad de poder cubrir tus gastos en alguna situación de crisis, también te sirve para pensar en invertir. Con una base de ahorro puedes empezar a planificar la compra de tu casa, te recomendamos mirar los beneficios que te brinda el crédito hipotecario de BGR.

El monto de tu colchón financiero debe guardarse tan cerca como para poder utilizarlo en una emergencia y tan lejos para no tener la tentación de gastarlo, te recomendamos nuestra cuenta de ahorros, puedes mirar los beneficios en el siguiente aquí.

Empieza a ahorrar y a la vez construir la vida que siempre has soñado.

Comparte esta noticia

Whatsapp
Facebook Messenger